19.3 C
Mexico City
domingo, enero 29, 2023

El dólar se ve amenazado, la confianza ante le mismo se pone en entredicho.

Must read

HUEVO MEXICANO EN PELIGRO

DOS BOCAS FUNCIONANDO EN JUNIO

EUA APRIETA A MÉXICO!

El sistema unipolar sustentado en la globalización liderada por el dólar y promovida por EEUU desde hace años está en crisis. Se le desafian y ahora hay que considerar los riesgos de un cambio de paradigma global, detalla el director gerente y responsable de la estrategia de tipos de interés a corto plazo en Credit Suisse Zoltan Pozsar.

El fin de la Guerra Fría ha llevado el mundo a un sistema unipolar, donde EEUU aprovechando su hegemonía imponía su vista del orden común, mientras florecía la globalización como la base de la economía global con el dólar desempeñando el papel de una divisa prioritaria. Entretanto, nos encontramos hoy en el tiempo de los retos fundamentales para aquel sistema y se necesita considerar los riesgos que conlleva, afirma el autor del artículo para ‘FT’ Pozsar.

Explicó que estos cambios son generados por varios motivos y uno de los líderes principales aquí es China que con sus logros en la esféra económica «está redactando activamente un nuevo conjunto de reglas» mediante pilares alternativos para otro tipo de globalización. Está fomentándola con instituciones de distintos tipos, donde se destacan la iniciativa Un cinturón, una ruta, el grupo de economías emergentes BRICS+ y la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) que representa una alianza de ocho países dedicada a la seguridad colectiva.

Pese a las restricciones de la pandemia COVID-19, China no ha parado de buscar medidas para el fortalecimineto de sus iniciativas y estableció relaciones beneficiosas con Moscú y Teherán. El autor del artículo revela que los fuertes lazos con Rusia con un empujón en forma de calentamiento global están ayudando a Pekin a ampliar su iniciativa Un cinturón, una ruta con la creación de nuevas rutas marítimas a través del Ártico.

Asimismo, destaca el acontecimiento de importancia crucial para el establecimiento del nuevo orden mundial. Se refiere a la primera cumbre en la historia entre China y el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo. El evento demuestra el inicio de la profundización de los lazos de China con la OPEP+ que puede al fin formar el modelo de Un mundo, dos sistemas, escribe Pozsar.

El dólar ya se enfrenta con varios retos para la hegemonía, no obstante, de ellos se destacan más el aumento de los esfuerzos de desdolarización y la elaboración así como la aplicación activa de las monedas digitales por parte de los bancos centrales.

La desdolarización, afirma Pozsar, no constitue un proceso totalmente novedoso. Ha sido realizado en algunos paises tras la crísis financiera ante el peligro de una rentabilidad real negativa de sus ahorros.

«Pero recientemente el ritmo de la desdolarización parece haberse acelerado«

Los procesos económicos del año pasado presentaron una imagen alternativa de los acuerdos financieros mundiales, que está ganando terreno frente al tradicional y arraigado dólar. Rusia recibía por sus productos de China y la India pagos en yuanes, rupias y dirhams de los EAU. La India elaboró y puso en marcha su propio mecanismo de liquidación en rupias para sus transacciones internacionales. China presentó a los estados del Consejo de Cooperación del Golfo la iniciativa de utilizar la Bolsa de Petróleo y Gas Natural de Shanghái para liquidar las transacciones energéticas en yuanes en los próximos tres a cinco años

En lo que se refiere a las monedas digitales de los bancos centrales, estos disponen de toda la potencia para impulsar transición hacia la desdolarización. China está en la carrera de la internacionalización del yuan y no le conviene el esquema vigente de los bancos corresponsales occidentales, que refuerza el dólar.

«Las monedas digitales de los bancos centrales se están extendiendo por todo el mundo, sobre todo en el Este y el Sur del planeta»

prosigue el autor, notando que más de la mitad de los bancos centrales del mundo están explorando o desarrollando ya monedas digitales. Con el tiempo, estas monedas estarán más interconectadas, lo que dejará reemplazar la red de bancos corresponsales en la que se basa el sistema del dólar por la red de los bancos centrales corresponsales.

Tal evolución junto con un sólido marco jurídico internacional basado en tratados de intercambio de divisas entre Estados podría permitir a los bancos centrales del Este y del Sur del mundo actuar como agentes de cambio para proporcionar flujos de divisas entre los sistemas bancarios regionales. Lo importante es que este sistema financiero no estará atado de ninguna manera al dólar y al sistema bancario occidental.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest article