¡LA VERDAD DE SILVANO AUREOLES! DESPILFARRO DE RECURSOS Y NEGLIGENCIA

Con muy Graves irregularidades se encontró el Gobernador de Michoacán por Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Alfredo Ramírez Bedolla, en los contratos utilizados por su predecesor perredista, Silvano Aureoles Conejo, para la renta de aeronaves que realizó en su administración.

El morenista descubrió en la primera semana al mando de Michoacán el uso de seis helicópteros, cinco Airbus A 125 y un Augusta Koala, además de un avión sigiloso Stemme que utilizó Silvano Aureoles durante los seis años de su gobierno, por un monto de mil 227 millones 865 mil pesos.

José Alfredo Ortega Reyes, secretario de Seguridad Pública estatal (SSP), informó durante una rueda de prensa que la empresa B3 Fly Services, otorgó el servicio al gobierno perredista por adjudicación directa, además, se descubrió que apenas tenía 14 días de constituirse cuando se efectuó el acuerdo.

El funcionario exhibió el ridículo acuerdo donde, según las cláusulas, el gobierno sólo podía utilizar las aeronaves “50 horas efectivas al mes y debía pagar horas extras en caso de requerir más tiempo de vuelo”; por si fuera poco, debía asumir cualquier gasto por reparación.

Además, el documento estipulaba que “En caso de robo, confiscación, expropiación, daño o destrucción total se tendría que cubrir el costo y continuar con la erogación de la renta estipulada en el acuerdo legal realizado entre las partes”.

Como consecuencia de tan absurdo contrato con la compañía, el área Jurídica y Financiera del gobierno morenista detectó “gastos onerosos”, que fueron aprobados por el entonces titular de la SSP, Antonio Bernal Bustamante.

El actual funcionario Ortega Reyes explicó que “Esta empresa se constituyó el 3 de diciembre de 2015, poco antes de la firma del contrato (17 de ese mismo mes), por lo que es dudoso cómo con 14 días de creación pudo cubrir las horas de vuelo necesarias para otorgar este servicio; además, detectamos que el gobierno del estado absorbería los gastos de reparación y pago en caso de pérdida total de los vehículos”.

Carlos Torres Piña, Secretario del Estado, recalcó que en la gestión del perredista Aureoles Conejo se destinaban en promedio más de “600 mil pesos diarios” para sus “vuelos”, lo que sería un aproximado de “218 millones de pesos por año”; lo que para el funcionario pone en gran evidencia el despilfarro de recursos que manejaba la pasada administración, “Es insostenible e injustificable el uso que se daba a las aeronaves para el servicio de funcionarios, familiares y amigos”.

Por otro lado, Torres Piña informó acerca del edificio donde se encuentra el Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5I), el cual reveló que no cumple con los requerimientos para los que fue construido, llegando incluso a poner en la mesa la suspensión de labores debido a la mala calidad del inmueble.

El Secretario de Gobernación comparó “El C5I de Aguascalientes está bien condicionado y se pagó por éste alrededor de 700 millones de pesos, mientras el de Michoacán, instalado en Morelia, tuvo un costo mayor a los 2 mil millones de pesos”.

Debido a estas acusaciones, el Secretario de Seguridad informó que el C5I requirió una inversión cinco veces mayor que el monto reportado por el anterior gobierno de Silvano Aureoles, además de sentenciar que, por las irregularidades detectadas en el complejo, así como en la operatividad, “se suspenderán los acuerdos con las empresas contratadas para su funcionamiento”.

Finalmente, Ortega Reyes informó que se solicitará una auditoría especial en el caso del C5I, luego de detectarse que “de las 5 mil cámaras de video, que supuestamente hay en Michoacán, al menos 30 por ciento no funcionan. No hay capacidad de almacenamiento en ellas; además, no existe la certeza de que la información resguardada no ha caído en manos externas”.

El Chapucero

0

A %d blogueros les gusta esto: