PT SE BAJA DEL RUEDO Y SE MANIFIESTA EN CONTRA DE LA REVOCACIÓN DE MANDATO

La tarde de este lunes las Comisiones Unidas del Senado aprueban en lo general, dictamen que expide la Ley Federal de Revocación de Mandato con la mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y el Partido Encuentro Social (PES) y aprobaron que las reservas se lleven al Pleno.

Entre los votos en contra se sumaron el Partido del Trabajo (PT); Revolucionario Institucional (PRI); Movimiento Ciudadano (MC), sorprendiendo la abstención del Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).  

El propósito de esta Ley es que los ciudadanos puedan decidir si están a favor o en contra de que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador permanezca en el cargo para el periodo que fue electo, por medio de una consulta a realizarse en el 2022.

Durante la sesión, integrantes de la oposición se inconformaron por el trato de “iniciativa preferente” que, presumen, se le dio a esta ley, la cual consideran que se votó como “un dictamen no acabado con temas encorchetados”.

Los miembros de MORENA y el PES rechazaron la propuesta presentada del bloque opositor para posponer el análisis de la ley, junto con la instalación de una mesa de trabajo donde formaran parte todos los grupos parlamentarios; además, los opositores buscaban tener incluso una reunión con el Instituto Nacional Electoral (INE).

La petista Nancy de la Sierra fue la primera en alzar la voz al señalar que el proyecto de dictamen no es claro, pues cuenta con muchos temas encorchetados, por lo que no hay un texto terminado. Sin embargo, la presidenta de la Comisión de Gobernación, la morenista Mónica Fernández, explicó que primero se votarán los artículos que cuentan con consenso y posteriormente los que no lo tienen.

Damián Zepeda, Senador por el PAN, fue quien propuso la creación de una mesa técnica de debate representando a todos los grupos parlamentarios; además, dijo que se debe tener una reunión de trabajo con el INE para poder escuchar opiniones, experiencias y, sobre todo, las necesidades presupuestales para poder desarrollar dicho ejercicio el próximo año, “herramienta se llama revocación de mandato, no continuación de mandato, por más que han querido insistir una y otra vez del Presidente de la República, se trata de ratificar, y de dar un mensaje de apoyo a su mandato, pues es que no, no es lo que dice Damián, no es lo que dice el PAN.

 El panista recalcó que en “La Constitución dice que la revocación de mandato, en un transitorio, es la conclusión anticipada del Presidente de la República y dice por qué: por pérdida de confianza, no es un premio, es un castigo, es una herramienta donde se organizan los ciudadanos para quitar un mal gobernante y esa tiene que ser la pregunta”.

En el caso de los priistas, la senadora Claudia Ruiz Massieu declaró incluso antes de la votación que en representación de su grupo parlamentario no podían apoyar la ley reglamentaria, pues se trata de “una película que ya hemos visto una y otra vez. Las razones son múltiples, las hay de categoría política, las hay de forma y de fondo”, al tiempo de señalar que sería aprobada “al vapor, sin construir consensos y sacarla sin concentración ni diálogo”

La Senadora por el PRI, recordó que cuando se aprobó hace dos años aproximadamente la Reforma de Revocación de Mandato, los legisladores de la mayoría “se comprometieron a que cuando se discutiera la ley secundaria, seguirían el mismo proceso de consenso plural, mediante una mesa de trabajo para poder construir la ley (…) ese compromiso no se ha honrado con esta ley”.

Ruiz Massieu recalcó que “la prisa es mala consejera (…) no hay un consenso para darle solidez y legitimidad política a esta propuesta, pero, tampoco, una solvencia técnica, al no querer escuchar a otras instancias que necesariamente deben participar en este proceso, por esas razones, y otras que plantearemos con un voto particular, no podremos acompañar con un voto afirmativo para un extraordinario para este tema, si la mayoría escucha a la oposición y quiere abrir un espacio de acuerdos para tener una ley como debe ser, concurriremos con toda disposición a una mesa de trabajo, y poderlo aprobar en dos semanas en el periodo ordinario”.

El integrante del partido Movimiento Ciudadano, Noé Castañón, expresó durante su intervención que “la revocación de mandato es la pérdida de confianza de un gobernante y no su ratificación”, por lo que solicitó que el dictamen fuese retirado y se unió a la propuesta de instalar una mesa de trabajo plural.

Finalmente, el Coordinador de la bancada Perredista, Miguel Ángel Mancera, apuntó que existen varios errores del dictamen, por lo que insistió en que “la revocación de mandato se aplica en perjuicio del titular del Ejecutivo federal y no se habla de su ratificación.

El Chapucero

0

A %d blogueros les gusta esto: