“VAMOS A ENCONTRARLO” RESPONDE AMLO A SOLICITUD DE UNA MUJER EN BCS

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, refrendó su compromiso de mantener los programas destinados para “El Bienestar de la Población”, principalmente para coadyubar en la atención del problema de la inseguridad, al expresar que no se resolverá sólo con medidas coercitivas

Durante su recorrido por la Unidad Deportiva “Rodrigo Aragón” de San José del Cabo, en Baja California Sur, el jefe del Ejecutivo reconoció que la ruta que está tomando su administración para atender la violencia “tardará más tiempo”, pero al recorrerla es “ir a lo seguro” y logrará atender las causas de fondo.

Al encabezar la supervisión de programas de Bienestar en la que sólo estuvieron presentes funcionarios federales, así como el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis y del electo, Víctor Castro, el morenista quien asumirá funciones dentro de un mes, López Obrador anunció que la próxima semana firmará un convenio para garantizar “terapias de rehabilitación para niñas y niños con discapacidad”.

El Mandatario recalcó que “Ahora estamos haciendo convenios con centros de rehabilitación que hay en el país, porque sí ayuda la beca para que las niñas y niños con discapacidad tengan lo básico, que es mucha la pobreza y a veces no hay ni siquiera para lo básico, pero no se avanza en lo que tiene que ver con terapias para rehabilitar”.

López Obrador explicó que existen discapacidades no graves que, al no tratarse a tiempo, se vuelven permanentes, por lo que “Vamos a continuar con estos programas ayudando a la gente, por lo que la paz es fruto de la justicia, no se resuelve el problema de la inseguridad, de la violencia, sólo con medidas coercitivos, no se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar la violencia con la violencia”.

El Presidente de la Nación recordó que “se burlaban algunos, y algunos lo siguen haciendo, cuando dije ‘abrazos, no balazos’, porque no soy partidario de la ley del talión, del ojo por ojo, y diente por diente. Porque si a esas vamos, nos quedaríamos tuertos o chimuelos; tenemos que atender las causas que originan las violencias”.

Durante la exposición de los programas de Bienestar, el Titular del Gobierno Nacional recordó que, actualmente, se destinan alrededor de 150 mil millones para las pensiones de adultos mayores, “pero el año próximo, porque hicimos el compromiso que se incrementará hasta ser el doble de lo que reciben actualmente, y además va a ser a partir de los 65 años, van a ser como 270 mil millones para el 2022, y para el 2023 como 320 mil, y para el 24, 400 mil millones para las pensiones”.

Cuando los integrantes del Gabinete de Bienestar presentaban el balance de la entidad, una enfermera del IMSS, Claudia Moroyoqui, de acuerdo con fuentes locales, se acercó lugar y gritaba desde la calle para pedir llamar la atención del Jefe del Estado Mayor. “Ayuda, ayúdenme”, se alcanzó a escuchar.

Cuando logró alcanzar al mandatario, con voz entrecortada por el llanto, explicó que, a su pareja, quien también es trabajador del Seguro Social, “lo desaparecieron” el 3 de agosto cuando su casa fue saqueada e informó que desde ese momento no han tenido información de él, ni respuesta por parte de las autoridades. “Quiero a él vivo o muerto, necesito regresárselo a una madre”, señaló.

El Líder de la Nación, López Obrador caminó directo hacia donde se encontraba y escuchó su petición, por lo que mandó al Gobernador Mendoza Davis para atenderla, “Ya la escuché, vamos a tratar de encontrarlo”.

A %d blogueros les gusta esto: