SRE CONFIRMA LA DESAPARICIÓN DE INICIATIVA MÉRIDA “ESTAMOS EN OTRA ERA»

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón declaró que la Iniciativa Mérida “está muerta”, el acuerdo de seguridad bilateral por 3.000 millones de dólares un acuerdo financiado por Estados Unidos.

En entrevista con el diario The Washington Post, el canciller hizo mención de la relación bilateral México-Estados Unidos, y fue durante esa conversación que hizo hincapié en que «La Iniciativa Mérida está muerta. No funciona, ¿de acuerdo? (…) Ahora estamos en otra era».

De a cuerdo con el Post “el gobierno mexicano está tratando de revisar la Iniciativa Mérida, un programa de ayuda estadounidense de 3 mil millones de dólares que ha sido la pieza central de la cooperación en seguridad entre las dos naciones durante más de una década, pero que no ha logrado reducir el derramamiento de sangre”.

Ebrard Casaubón expresó que dicho plan, que inició en la administración de Felipe Calderón y George W. Bush, simplemente “no funciona (…) No se ha reducido ni el tráfico ni el consumo de droga, así que tenemos que tener otro enfoque”

El canciller indicó que México seguirá trabajando junto al gobierno de EU “en las áreas en las que estamos de acuerdo, (…) El plan representó un punto de partida histórico para México, que durante mucho tiempo había sido cauteloso de permitir que Estados Unidos se involucrara demasiado en sus asuntos. Pero a pesar de los miles de millones de dólares en ayuda, ha habido un «enorme, enorme aumento en la violencia».

Marcelo Ebrard explicó que “las prioridades de México incluían un mayor enfoque en la reducción de los homicidios, en lugar de capturar a los capos de los carteles; intensificar los esfuerzos para incautar los productos químicos utilizados para fabricar fentanilo y otras drogas; y reducir drásticamente el número de armas estadounidenses traficadas ilegalmente a través de la frontera”.

De acuerdo con el The Washington Post “Los funcionarios mexicanos dicen que no intentaron renegociar Mérida con el gobierno de Trump porque las partes tenían claros desacuerdos sobre la estrategia de seguridad. La divergencia se hizo especialmente evidente en 2019, dicen, cuando el entonces presidente Donald Trump ofreció enviar tropas a México para «hacer la guerra» contra los cárteles de la droga después de la masacre de nueve personas con doble nacionalidad estadounidense y mexicana”.

A %d blogueros les gusta esto: