Mar. Jun 22nd, 2021

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, tuvo un enfrentamiento con la periodista Peniley Ramírez, quien cuestionó sobre la eficacia y la autorización en México de la vacuna del laboratorio chino CanSino Bio, hecho que se ha realizado en todo el mundo para enfrentar la pandemia del COVID-19.

Por segunda ocasión, durante la conferencia vespertina de este martes en Palacio Nacional, la periodista de Univisión se presentó para reclamar al funcionario sobre datos de la vacuna China, “¿Con cuántos datos de los participantes mexicanos del ensayo clínico en la fase III se aprobó esta vacuna?”, (…) “¿Cuál fue el índice de rango inferior de intervalo de confianza que obtuvieron, considerando este 5% que usted presentó a la Academia Nacional de Medicina?” (…) “¿Cuántos datos se han procesados desde el que se autorizó el uso de emergencia de la vacuna y cuál es hoy el intervalo de confianza?”.

López-Gatell señaló que la aprobación de dicha vacuna se realizó gracias a los informes técnicos de la Agencia de Regulación Sanitaria de Chile, “Todas las vacunas que están en uso en el mundo entero están en un proceso de autorización de uso de emergencia, los ensayos clínicos todavía están abierto”.

Ramírez causó controversia cuando insistió y le preguntó al funcionario si el Comité de Moléculas Nuevas (CMN) en México recomendó “sí o no” la autorización de la vacuna, a lo que López Gatell contestó que “Estas son deliberaciones de Cofepris, esto está reservado”, a lo que la periodista no pudo aceptar la respuesta y replicó “¿Entonces usted no sabe?”.

Ante este ataque, Hugo López-Gatell, señaló que le estaba cediendo más tiempo a ella que a otros reporteros que han ido a cubrir la conferencia por más de 15 meses y la acusó de intentar desinformar a la población “Es que usted ha tratado de llevar las cosas para desvirtuar la información, o dígame quiere escuchar o quiere seguir planteando su postura para desinformar”. Finalmente, el funcionario recordó a la población que todas las vacunas contra el COVID-19 están en uso de emergencia por la pandemia, pues los ensayos clínicos tardan entre 3 y 5 años.