Mar. Jun 22nd, 2021

Samuel García, candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la gubernatura de Nuevo León, podría ser acusado por presuntamente recibir recursos de empresas ligadas al Gobierno de Jalisco, que actualmente es encabezado por el emecista Enrique Alfaro.

De acuerdo a una investigación del diario Excélsior, dichas empresas “ayudaron” a Samuel García son aquellas que recibirían contratos millonarios a municipios gobernados por Movimiento Ciudadano.

Se reveló que García Sepúlveda presuntamente utilizaría las empresas Firma Jurídica y Fiscal y Firma Contable y Fiscal, para pagar “bots” a su favor a tres empresas de comunicación que han recibido contratos con el gobierno de Jalisco, administraciones municipales y también al propio partido. Los despachos del candidato han pagado a estas firmas 13.3 mdp; sin embargo, ha recibido servicios por un monto mucho mayor de lo reportado al INE..

Entre los socios destacados se encuentran Ismael Sánchez, propietario de Indatcom, empresa de comunicación que es una especie de incubadora de bots; Mario Roberto Arauz Abarca, socio de Indatcom y coordinador general de Innovación Gubernamental del estado de Jalisco; Rafael Valenzuela, director de EuZen Consultores, socio de Indatcom y exconsultor de La Covacha.

Las empresas Indatcom, Euzen consultores y La covacha se ubican en zonas residenciales y no tienen empleados; una tiene su web en construcción; en otra, remite a un contacto y otra no tiene página Mismas que han recibido contratos por 316 millones de pesos por parte de los gobiernos de Tlajomulco, Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque, el gobierno estatal y MC.

Según información Indatcom le habría pagado a Google 102 millones 18 mil 998 pesos entre enero de 2018 y marzo de 2021 al igual que el periodo final de la campaña de Samuel García hacia el Senado de la República. Durante su campaña, el candidato a la gubernatura de Nuevo León reportó ante la Unidad de Fiscalización del INE el pago de 9 millones 369 mil 639 pesos, al igual que un gasto de 400 mil pesos en favor de “La Covacha”.

Por: Publio Romero.