Mar. Jun 22nd, 2021

La Fiscalía General de la República (FGR) atribuyó al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, de formar una asociación delictiva que canalizó casi 100 millones de pesos en sobornos para legisladores para aprobar la reforma energética, entre los que se encuentra el panista, Ricardo Anaya.

Cabe recordar que hasta el momento el exsenador del Partido Acción Nacional (PAN) José Luis Lavalle Maury, es el único procesado por este hecho, sin embargo, la teoría general del caso que fue presentada por la FGR a un juez federal, se consideró que existen evidencias iniciales para presumir delitos como asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho.

El juez Marco Antonio Fuerte Tapia resolvió que “El justiciable (Lavalle) junto con Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Castro, Ernesto Javier Cordero Arroyo, David Penchyna Grub, Ricardo Anaya Cortes, Francisco Javier Cabeza de Vaca y Salvador Vega Casillas formaron parte de una asociación cuyos hechos son visibles, en la República Mexicana, desde el mes de abril de 2013 hasta agosto de 2014, con el propósito de llevar a cabo diversas conductas delictivas”¸ esto durante las audiencias privadas del pasado 8 y 12 de abril en las que Lavalle Maury fue imputado de los referidos delitos que  lo mantienen preso en el Reclusorio Norte.

Como resultado de la asociación criminal, según el juez, permitió a Peña Nieto y a Luis Videgaray el trasladar a los legisladores sobornos que ascienden al menos a 97 millones 190 mil pesos, los cuales provienen de transferencias ilícitas por parte de la constructora Odebrecht.

Se reveló que la entrega del dinero se realizó todo el tiempo en efectivo, en fajos de billetes de 500 y 200 pesos, en quince entregas distintas, las cuales se llevaron a cabo a través de intermediarios.

Por: Publio Romero.